Camiseta de la Conferencia Rails 2007

Bueno, no todo va a ser sufrir esta semana… :)

Me comunican que ya hay ganador del concurso de diseño de camisetas de la Conferencia Rails 2007, y me congratula comunicar a los 3 lectores de mi blog (¡hola, mamá!) que el diseño seleccionado es mio! :D

En mi opinión no es el mejor que presenté, pero cumple los requisitos de ser barato de imprimir, visible, recordable, simple, simpático, expresivo y ligeramente atemporal.

La organización me ha pedido que no muestre el diseño para mantener la sorpresa hasta el último momento, pero en cuanto esté en la calle prometo publicarlo en el blog por si no puedes ir o te la quieres imprimir en casa (que para algo tiene licencia Creative Commons : )

Adobe no entiende internet

Ayer se presentó en sociedad el rediseño de Twitter. Como todos los rediseños, a este habrá que acostumbrarse poco a poco. Pero hay un detalle al que va a ser difícil acostumbrarse: la tipografía. No sé en qué estarían pensando los Twit-boys, pero poner Lucida Grande como tipografía por defecto no ha sido una jugada brillante precisamente.

Como me consta que no soy el único que lo piensa, a los 20 minutos de ver el rediseño por primera vez publiqué un script para Greasemonkey (o Creammonkey si usas Safari):

Twitter Text Hack

Este script sustituye Lucida Grande por Arial, y tardé 2 minutos en escribirlo y unos 45 segundos en tenerlo publicado en userscripts.org (incluyendo el tiempo de registrarme en la web)

Comparemos esto con un problema similar que tuve con Fireworks. Como las guías no se pueden copiar y pegar, y es un auténtico coñazo hacer retículas a mano, creé una extensión (el ya conocido Reticulator).

Como el feedback que recibí fue bastante bueno, decidí compartir la extensión en el Adobe Exchange. Para ello, tuve que completar un tedioso proceso de registro de la extensión (que tuve que hacer dos veces porque la primera vez falló) y al final me obsequiaron con un bonito email que decía “Gracias, bla bla bla, tu extensión queda pendiente de revisión por nuestro equipo de QA… en breve estará disponible… bla bla bla…”

Eso fue hace 4 meses.

Ayer Adobe me envia un mail que dice:

Your recent upload to the Adobe Exchange was approved by our QA team and is now available for download

Estimada Adobe: estamos en el siglo XXI. Puedo poner a disposición de mil millones de personas un script instalable a través de internet en unos segundos. Puedo publicar en mi blog en minutos. Puedo tener millones de visitas a mi propio canal de televisión en horas… En este contexto, y en estos tiempos, “recent” podría ser, siendo muy flexibles, un par de días… tres o cuatro… una semana a lo sumo…

Pero 4 meses para compartir una extensión es una eternidad.

¿Quieren tener una gran comunidad de desarrolladores que compartan sus conocimientos y su código? Porque con este modus operandi dudo que lo estén consiguiendo…

Estimada Adobe, ponte las pilas…

Donando a proyectos Open Source

Una de las bases de internet tal y como hoy la conocemos es la filosofía Open Source. Compartir código y conocimiento a cambio de nada-material es, en mi opinión, una de las pequeñas revoluciones de nuestro tiempo.

Desde mis inicios en la web (hace ya muchísimo tiempo :) nunca ha dejado de sorprenderme la cantidad de tiempo que la gente está dispuesta a invertir en enseñar lo que sabe. Es una actitud inspiradora, y que me sigue motivando para compartir conocimiento, código, herramientas…

Pero los programadores también comen : )

Cuando te acostumbras a tener de forma instantánea casi cualquier herramienta imaginable en versión Open Source, es fácil olvidar el esfuerzo que supone idear, construir y mantener un proyecto así.

Por eso desde hace tiempo, cuando uso herramientas Open Source para mis proyectos comerciales siempre procuro donar un porcentaje de los beneficios a un proyecto Open Source (tradicionalmente, al que haya usado para ese proyecto)

Seguramente ningún fundador de un proyecto Open Source piense en hacerse rico con las donaciones. Pero todos agradecen poder tomarse un par de cervezas a la salud de sus usuarios :)

Y si no puedes contribuir económicamente, ayuda con los talentos que tienes. Puede que tu proyecto favorito necesite un icono, un diseño para su web, unos retoques de código…

Aquí va una pequeña selección de proyectos Open Source que me han ayudado este año, y a los que merece la pena echar una mano:

Y tu… ¿a quién vas a darle las gracias por hacer tu vida más fácil? ;)