Fundamentos de diseño: lo probable, lo mínimo, lo máximo

Nueva entrega de la serie. Hoy, nuestro fundamento dice:

Diseña para lo más probable, para lo más pequeño, y para lo más salvaje.

Un ejemplo:

Lo probable, lo minimo, lo salvaje

12 thoughts on “Fundamentos de diseño: lo probable, lo mínimo, lo máximo”

  1. No entiendo cual es tu punto, es decir, si entiendo el KISS pero no entiendo tu ejemplo, quieres decir que si lo haces bien puede degradarce mejor ?

    Saludos

  2. Quiero decir que si has diseñado el segundo y tercer caso del ejemplo, y no los has dejado al azar de “que sea lo que dios quiera”, el resultado tiene bastantes menos posibilidades de ser un espanto.

    Por ejemplo, si hubieras previsto / especificado / diseñado que los contenidos con título más corto tuvieran un diseño diferente, o que los títulos más largos se truncaran a los X caracteres, el segundo y tercer caso no parecerían un error de maquetación…

  3. aaah porsupuesto, e incluso, el hecho de prever los diferentes casos te permite definir un diseño que se ajuste, lo importante es definir las reglas bajo las cuales se debe comportar el contenido.

    Salubits

  4. Ninguno de los casos es un fail. No entiendo tampoco tu punto, me parece que querías decir algo en concreto pero saltaste con una generalidad. Yo, especialmente, veo todo bien en los ejemplos, he visto distribuciones más agresivas, incluso. Creo que no se aplica esto.

  5. mini-d, quizá lo que pasa es que uno se acostumbra al mal diseño y ya no duele.

    Gran post, Ale.

  6. Pues yo sí que lo entiendo. Me he dado de narices cientos de veces con esto. Y lo que llevo fatal es el caso ultra-mímino, el segundo ejemplo sin texto.

  7. El segundo caso es típico típico, y seamos realistas, dificiles de controlar. Presentas un diseño, haces una maqueta fiel, y ñuego te das de bruces con la realidad de los datos que escupe la bbdd. El caso es que si la mayoría de los datos que se dibujan son como el primero, pero te encuentras con uno como el segundo, tampoco se le puede echar nada en cara al diseñador. Si por el contrario se pasa ajustando igual llega al tercer caso, y este si que es una cagada. Y cagada simplemente pq si que podemos controlar el exceso de caracteres (truncate ya volar). En el tercer ejemplo simplemente olvidaron limitar el num de caracteres por campo. En el segundo simplemnete no había nada que hacer. El primero es el mejor de los mundos posibles.

    Por cierto Ale, muy interesante esta serie de posts sobre fundamentos de diseño. Un saludo.

  8. Alberto, tas en todos los lador ejej.

    Los datos que va escupir la BD, despues de ser introducidos por un cliente en un 90% de los casos no cuadrarán con el diseño planteado , que si la imágen es más pequeña y si la ajustas a ese tamaño queda deformada, que si el titular es más grande, que la descripción corta.

    Me confunde un poco el FAIL al tercer ejemplo, ya que el segundo es inevitable, para mí sería necesario que el diseño, pues tomase por ejemplo el ejemplo uno, como diseño más efectivo y educar al cliente a que cumpla eso para que se vea bonito, pero el diseño, también debería mostrar el caso que el contenido crezca como el tercero, en este caso el maquetador sabrá que el texto por grande que sea no se meterá debajo de la foto.

    Cortar los caracteres es un truco que no me gusta nada hacer, ya que cortar un titular para ajustarse a un diseño, me parece bastante inocorrecto y que se podría solucionar planteando distintas opciones para distintos tipos de contenido, de ahí que no recomienden usar el lorem ipsun y si textos reales.

    Un saludo a todos

  9. Yo estoy con mini-d, no veo error en ninguno de los tres casos, siempre y cuando estemos hablando de web yo no de un cartel, o un anuncio para una revista.

    De todas formas, si es un error, estaria bien saber cual seria la la solucion para los casos 2 y 3.

  10. @Queli Coto: Me parece que el punto esta mal planteado, por que tu dices que el contenido no se ajusta al diseño planteado, pero es el diseño el que se debe ajustar al contenido, nunca al reves

nos encantaría oir tu opinión...