Category Archives: Imprescindible

Software imprescindible para Mac

Algunos son muy conocidos, otros no tanto, y otros no tengo ni idea de dónde salieron, pero todos están permanentemente instalados en mi Mac, y sin ellos la vida no sería lo mismo…

Keyword Assistant, Freeware

Un plugin para iPhoto que te permitirá gestionar los ‘keywords’ de una forma sencilla y rápida, convirtiendo una funcionalidad prácticamente inutil de iPhoto en un sistema perfecto para clasificar tus imágenes

FlickrExport, Freeware

Otro plugin para iPhoto, para subir tus imágenes a Flickr manteniendo títulos y keywords. Las versiones anteriores a la 1.3.4 (la última en el momento de escribir esto) petaban un poco, pero ahora que funciona como dios manda es una bendición.

Quicksilver, Freeware

Quicksilver es el programa definitivo, que sirve para todo y sin el que no podría volver a usar un Mac. La complejidad de la criatura es tal que se merece él solo un post aparte…

TextMate, $39

Indiscutiblemente, uno de los mejores editores de código sobre cualquier plataforma. Tal como viene de serie es una maravilla, pero cuando empiezas a investigar las macros y las extensiones descubres que, si no es el editor perfecto, puede llegar a serlo con un mínimo de personalización. Toda la belleza de Cocoa y todo el poder de UNIX en una aplicación que vale su peso en oro.

skEdit, $25

Para mi gusto, uno de los mejores editores de XHTML y CSS en plataforma Mac. No es tan potente como Textmate, pero tiene detalles que hacen que lo prefiera para editar XHTML (como el autocompletado de clases CSS, que es impresionante)

VoodooPad Lite, Freeware

Lo instalé para probarlo y se ha acabado convirtiendo en mi cerebro portatil. VoodooPad es un wiki que se ejecuta en tu ordenador (aunque puedes exportar el contenido a HTML y al iPod). Tiene un hermano mayor (VoodooPad Pro) con más funcionalidades, pero aún no consigo convencerme de que necesite más de lo que tiene la versión Lite.

Little Snitch, $24,95

LittleSnitch es como un firewall, pero al revés. Te avisa cada vez que un programa intenta conectarse a internet sin tu permiso.

SubEthaEdit, $35

SubEthaEdit es uno de esos programas que, cuando lo ves funcionando, se disipan todas tus dudas sobre si pasarte a Mac merecerá la pena. Es un editor de texto general (aunque con cierta tendencia a ser un editor de código) bastante corriente, pero sus cualidades para trabajo en grupo lo hacen una auténtica maravilla: editar un documento de forma distribuida con 4 autores simultáneos en la misma red es algo que hay que experimentar al menos una vez en la vida. Se ha convertido en el standard de facto para tomar notas en conferencias ‘geeks’.

JunkMatcher, Open Source

Una mejora sustancial al filtro de correo basura de Mail.app. Usa filtros bayesianos, listas negras, reglas personalizadas y expresiones regulares, y la efectividad es asombrosa (tras una semana de uso, a mí me pilla el 99% del spam que entra en mi buzón)

Flip4Mac, Freeware

El Windows Media Player para Mac es una broma pesada. Tanto es así, que Microsoft ha decidido comprar Flip4Mac (que era de pago) para distribuirlo gratuitamente. Es un plugin para QuickTime que permite reproducir ficheros de Windows Media (y que, curiosamente, funciona muchísimo mejor que el Media Player de Microsoft)

NuFile, Freeware

Por si echas de menos el “Botón derecho > Nuevo > Documento de Word” de Windows. Lo mismo, pero en Mac : )

MenuCalendarClock, $18,95

Un sustituto para el reloj de la barra de menú, con bastantes mejoras sobre el de Apple: visualización del calendario mensual con un sólo click, integración con iCal… Hay una versión para Entourage, si te va el rollo masoquista…

OmniGraffle, $79,95 Standard, $149,95 Pro

Sin discusión, el mejor programa de gráficas del planeta tierra (aunque no soporte “Texto en un trazado”). Con suerte, tienes una versión instalada en tu PowerBook o PowerMac, y la actualización sólo te costará $29,95

Paparazzi, Freeware

Una pequeña utilidad para hacer capturas gráficas de cualquier URL. A diferencia de una captura de pantalla, Paparazzi captura toda la extensión de la página, con lo que es perfecto para enviar imágenes del diseño de una web kilométrica.

Oblique Strategies Widget, Freeware

Un widget la mar de tonto del que ya hablamos en su día.

Subversion, Open Source

Momento geek : ) El mejor sistema de control de versiones también tiene versión para OSX.

Adium, Open Source

Porque no es lo mismo chatear que comunicarse. Adium soporta todos los sistemas de mensajería instantánea (excepto Skype), y es un auténtico placer usarlo. Totalmente configurable, e integrado al máximo con OSX.

Service Scrubber, Freeware

Si nunca has mirado la opción “Servicios” del menú Apple, no sabes lo que te pierdes. Si no sólo la has mirado, sino que la usas asiduamente, Service Scrubber te permitirá eliminar del menú las opciones que no uses.

Locomotive, Open Source

Ruby On Rails con un solo click, sin instalar nada, y sin programas residentes en memoria. Una maravilla, oiga.

Senuti, Open Source

Porque debería ser posible sacar de tu iPod la música que metes, existen programas como Senuti.

VLC, Open Source

El reproductor multimedia definitivo. VLC reproduce lo que le echen sin rechistar. Para usuarios avanzados, además, las opciones de transcoding (conversión de formatos) y streaming proporcionan horas de diversión asegurada : )

Art Directors Toolkit 5

Acaba de salir la nueva versión de Art Directors Toolkit.

Para los que no lo conozcan, ADT es una de esas herramientas imprescindibles si diseñas que hacen que usar un Mac sea una maravilla. Apple incluye ADT en los PowerBook y PowerMac, así que si tienes uno y nunca te habías parado a mirar en la carpeta “Aplicaciones”, te debes a tí mism@ echarle una ojeada (yo ya no sabría vivir sin él)

La actualización cuesta unos $15. No es que tenga muchas mejoras (la verdad, mejorar ADT es muy complicado) pero así aprovecho para hablar de su existencia… :D

Linotype Font Explorer X: iTunes para fuentes

Si te dedicas a esto del diseño desde hace tiempo, lo normal es que tengas una colección tipográfica más o menos respetable. Para gestionar tal cantidad de fuentes, lo más probable es que uses algún tipo de gestor.

Hoy por hoy, las alternativas para gestionar fuentes en OSX se reducían a tres opciones:

  • Apple Font Book: Un programa bien intencionado, pero nada más. Gestionar fuentes con Font Book es como irse de safari con una escopeta de tapones de corcho.
  • Extensis Suitcase: Un gestor de fuentes un poco más decente, con la desagradable costumbre de reventar 2 ó 3 veces todos los días y de ser más lento que el caballo del malo.
  • Font Agent X: Otro gestor de fuentes (este no he tenido la oportunidad de probarlo) con un par de funcionalidades interesantes, como la exportación de grupos de fuentes y la posibilidad de compartir tipos en red (algo parecido a iTunes)

Por desgracia, Adobe decidió dejarnos sin Adobe Type Manager para OSX. Adobe Type Manager era un gestor de tipos simple: su única misión era activar y desactivar tipografías. Lo hacía bien, era rápido, y no cascaba demasiado (al menos no más que el resto de los programas en OS 9)

Uno de los problemas de la gestión de tipos es que no es algo optativo: tienes que hacerlo por narices (si te dedicas al diseño gráfico tradicional, se entiende… cuando curraba exclusivamente en web tenía solo 10 fuentes instaladas : ) y la calidad de las herramientas disponibles deja mucho que desear. Además de ser feas, malas y lentas son caras (una licencia de Suitcase te saldrá por 99 dólares)

Dicho esto, hoy me he encontrado con una agradable sorpresa: Linotype se une al mundo de la gestión de tipos con una herramienta nueva, Font Explorer X.

El gran golpe de efecto de Linotype se resume en dos palabras: es gratis.

El otro gran golpe de efecto de Linotype se resume en (adivina…) dos palabras: Type Store.

Los señores de Linotype se sentaron un día y dijeron:

– ¿Aquí a qué nos dedicamos?

– A vender tipos

– ¿Y cuántos queremos vender?

– Millones

– ¿Hay algún ejemplo que queramos seguir?

– iTunes Store !!!

– Pues ya me están haciendo un iTunes para tipos.

Y eso, básicamente, es lo que han hecho…

Instalación

La instalación está muy bien… te pregunta si quieres gestionar las fuentes (algo parecido al “Copy Files to iTunes Folder” del iTunes) o dejarlas donde están.

También te da la opción de mover de sitio las fuentes que están instaladas en las carpetas del sistema y que no venían instaladas de origen.

Por último, te deja añadir directorios con fuentes en la instalación para añadirlos a los grupos de fuentes. Personalmente, te sugiero que pases de esto y añadas las fuentes una vez instalado el programa, por aquello de controlar un poco mejor la creación de grupos (si especificas tu directorio de fuentes en la instalación, te añade todas las fuentes en el mismo grupo)

Usando Font Explorer X

El programa es… cómo decirlo… una gozada. Si estás acostumbrado a Suitcase, quizá se te salten las lágrimas al usar Font Explorer. La primera impresión es que es rápido. La segunda impresión es que es estable. Y todo esto sin perder de vista que es gratis.

La auto-activación de tipos funciona decentemente (comparada con Suitcase, casi diría que es una maravilla) y se puede configurar por aplicación (por ejemplo, por defecto viene deshabilitada para Safari)

Una de las sorpresas de Font Explorer X son los Smart Folders (igualitos que los de Mail.app), que te permiten agrupar tipografías por casi cualquier criterio que se te ocurra, incluídos los comentarios que puedes añadir en cada fuente (algo como los keywords de Suitcase, pero en bien hecho)

Type Store

Esto, directamente, es la bomba. Es como la iTunes Store pero con tipografías. La Type Store está perfectamente integrada en Font Explorer X: si abres un documento con una tipografía que no tienes, Font Explorer X te da la opción de comprarla directamente desde la ventana de activación de fuentes.

Si conoces la iTunes Store, la Type Store es más de lo mismo: tiene búsquedas por categorías, diseñadores, liberías, temas, usos… Pero lo mejor son las previsualizaciones: puedes elegir el tamaño y los caracteres que te quieras, y guardar los ejemplos como TIFF, GIF, PDF, PNG…

De momento sólo hay tipos de Linotype, pero no sé por qué me da a mi que irán ampliando mercado… :D

Conclusión

En definitiva: instala Font Explorer X. Es increíble que un programa en versión 1.0 beta le de mil patadas en el culo a otros que ya van por la versión 11 (ejem… Suitcase… ejem)

http://fex.linotype.com/

Yo, desde ya mismo, soy un poco más feliz (y mis tipos están más contentos y yo creo que hasta se les está aflojando un poquito el kerning : )

Herramientas imprescindibles: skEdit

Una de las grandes ventajas de ser usuario de Mac es poder usar todos los días herramientas tan maravillosas como skEdit, uno de los mejores editores de HTML/XHTML/CSS/PHP que he tenido la ocasión de probar (y no han sido pocos).

skEdit es la obra maestra de Sean Kelly, un chico la mar de agradable que contesta todos tus emails.

¿Y qué tiene skEdit de especial?

Pues que es uno de los editores de código más bonitos (totalmente programado en Cocoa, el entorno nativo de OSX), que es rápido, que es funcional, que no le falta ni le sobra ni una funcionalidad y que es terriblemente barato (la licencia de por vida de skEdit sólo te costará $20)

Una de las funcionalidades que me conquistó de skEdit es el ‘autocomplete’ inteligente (más que inteligente, yo diría que es “más listo que los ratones coloraos”). Normalmente un autocomplete te muestra una lista de términos cuando empiezas a escribir… el de skEdit no… skEdit te los muestra sin que escribas nada.

Un ejemplo: empiezas a escribir un

<a
y cuando pulsas la barra espaciadora, skEdit te muestra una lista de atributos del tag ‘a':

Rellenas un par de atributos, y te encuentras con sorpresas como que también autocompleta los valores de algunos atributos:

Hasta ahora, nada demasiado especial…

¿Pero qué pasa si tienes un CSS enlazado en tu HTML?

skEdit identifica las clases que tengas definidas para autocompletar el class!!! Lo mejor de todo es que distingue entre ID y CLASS, para que no confundas tus #footer con tus .footer.

Esta idea de autocompletar usando tus propios elementos se usa también a la hora de insertar imágenes:

Y también funciona con los

href
:

Por lo demás, el editor es una delicia de usar. Aparte del maravilloso sistema de autocomplete, otras funcionalidades de skEdit son:

  • Gestor SFTP integrado
  • Soporte para ‘snippets’ (fragmentos de código reutilizables)
  • Soporte para scripts
  • Integración con HTML Tidy
  • Integración con CVS (y Subversion en la próxima versión)
  • Navegador de funciones configurable con expresiones regulares
  • Gestor de proyectos
  • Code hints en PHP (y creo que también en ColdFusion)

La próxima versión (v3.6) nos traerá además pestañas (ahora mismo usa un desplegable, al estilo BBEdit), “Live Preview” y alguna que otra sorpresilla.

Creo que lo único que se le puede objetar a skEdit es que no soporte más lenguajes (aunque teóricamente se pueden implementar, pero la documentación es un pelín confusa) y quizá el “code folding” de TextMate (otro editor del que ya os contaré algo otro día)

Por todo esto (y por otros muchos motivos, entre ellos el fantástico icono), skEdit es una herramienta que no puede faltar en el arsenal de todo diseñador web (todo el que curre con Mac, se entiende), por mucho que mi querido hermano insista en que me pase a “the one true editor” :)