Adobe no entiende internet

Ayer se presentó en sociedad el rediseño de Twitter. Como todos los rediseños, a este habrá que acostumbrarse poco a poco. Pero hay un detalle al que va a ser difícil acostumbrarse: la tipografía. No sé en qué estarían pensando los Twit-boys, pero poner Lucida Grande como tipografía por defecto no ha sido una jugada brillante precisamente.

Como me consta que no soy el único que lo piensa, a los 20 minutos de ver el rediseño por primera vez publiqué un script para Greasemonkey (o Creammonkey si usas Safari):

Twitter Text Hack

Este script sustituye Lucida Grande por Arial, y tardé 2 minutos en escribirlo y unos 45 segundos en tenerlo publicado en userscripts.org (incluyendo el tiempo de registrarme en la web)

Comparemos esto con un problema similar que tuve con Fireworks. Como las guías no se pueden copiar y pegar, y es un auténtico coñazo hacer retículas a mano, creé una extensión (el ya conocido Reticulator).

Como el feedback que recibí fue bastante bueno, decidí compartir la extensión en el Adobe Exchange. Para ello, tuve que completar un tedioso proceso de registro de la extensión (que tuve que hacer dos veces porque la primera vez falló) y al final me obsequiaron con un bonito email que decía “Gracias, bla bla bla, tu extensión queda pendiente de revisión por nuestro equipo de QA… en breve estará disponible… bla bla bla…”

Eso fue hace 4 meses.

Ayer Adobe me envia un mail que dice:

Your recent upload to the Adobe Exchange was approved by our QA team and is now available for download

Estimada Adobe: estamos en el siglo XXI. Puedo poner a disposición de mil millones de personas un script instalable a través de internet en unos segundos. Puedo publicar en mi blog en minutos. Puedo tener millones de visitas a mi propio canal de televisión en horas… En este contexto, y en estos tiempos, “recent” podría ser, siendo muy flexibles, un par de días… tres o cuatro… una semana a lo sumo…

Pero 4 meses para compartir una extensión es una eternidad.

¿Quieren tener una gran comunidad de desarrolladores que compartan sus conocimientos y su código? Porque con este modus operandi dudo que lo estén consiguiendo…

Estimada Adobe, ponte las pilas…

Adobe, me tienes contento…

Si has trasteado un poco con el nuevo Fireworks CS3, quizá hayas descubierto una nueva funcionalidad: la “Common Library”.

Básicamente, la Common Library es un repositorio de símbolos para todos tus proyectos, que tienen la particularidad de que pueden ser programados para “hacer cosas” de una forma bastante sencilla.

“Hacer cosas”, en este caso, significa que puedes crear un símbolo gráfico (un botón, por ejemplo) y hacer que cada instancia del símbolo tenga un texto distinto manteniendo el mismo fondo…

Caos de Botoncillos

…cosa que viene muy bien cuando tu cliente te pide que quiere un botón “más llamativo”:

Caos de Botoncillos Horteras

Un cambio = 11 botones actualizados. La Ley del Mínimo Esfuerzo™ en pleno efecto :)

Hasta aquí todo bien… cuando además descubres que Adobe ha incluido en la Common Library una colección de símbolos con todos los elementos de formularios de Windows y Mac, quizá empieces a ponerte nervioso pensando qué vas a hacer con tooooooodo el tiempo de trabajo que te vas a ahorrar.

Caos de Elementos

¡PERO…!

Todo en esta vida tiene un precio, y en Adobe decidieron que no estaban dispuestos a retrasar la salida de la Creative Suite CS3 para esperar que el equipo de Fireworks CS3 corrigiera los bugs de la Common Library y nos han obsequiado con un sistema potencialmente útil que, en su encarnación actual, es una auténtica castaña.

Un ejemplo: prueba a poner una ñ o una tilde en la etiqueta de un botón. Verás qué risa…

Por si esto fuera poco, la primera actualización de Fireworks CS3 ha roto lo poco que funcionaba de la Common Library. En concreto, ahora es imposible cambiar el tamaño de un símbolo sin que se rompa por todos lados:

Botones Escacharrados

Que conste que me encanta despotricar, pero como soy más de la filosofía de “Más vale encender una luz que maldecir la oscuridad”, aquí va una imagen llena de esperanza que he hecho para ilustrar este post:

Arreglando los Fallos de Adobe

No sé cuándo los terminaré (pronto, espero, porque me hacen falta para trabajar :) pero en cuanto estén listos los publicaré en el blog (y se los mandaré a Adobe junto con un tirón de orejas). Permanezcan atentos a sus pantallas ;)